Desde Castilla: Apoyo internacionalista a la clase obrera Colombiana

Articulo escrito por: Castella

Desde unos días llevamos recibiendo noticias muy trágicas desde Colombia, noticias que no salen en los medios de comunicación, ya que este narco-estado al servicio de EE. UU, no genera tanto interés para los mass media como lo hacen Venezuela, Cuba o Bolivia.


Ante la subida de impuestos a los productos básicos, la clase obrera colombiana en una muestra de su espontaneísmo, que viene dado por el germen común de clase, ha salido a la calle a romper con todo lo establecido. Lo que en el pasado siglo eran luchas por el pan, en este presente siglo son luchas por una mínima vida digna. Mientras la oligarquía financiera colombiana, con grandes lazos entre los narcotraficantes, iba a gozar de rebajas fiscales.


El gobierno títere de EE. UU. retiró esta reforma tributaria ante las fuertes protestas del país (para los que dicen que manifestarse no sirve de nada), pero ya era tarde. El proletariado colombiano y los indígenas no frenaron sus protestas pues esta reforma no simboliza más que la punta del iceberg de un sistema de opresión, su lucha va más allá de toda reforma de impuestos. Por eso las colombianas siguen protestando en las calles, y ante esto, el gobierno que pensaba que con echar tras la ley de impuestos calmaría las protestas ha endurecido el estado policial y militar que ya existía. ¿El resultado? En el día que escribimos esto 1500 agresiones policiales, 31 muertos y 10 violaciones, más el resto de agresiones físicas. Y es que esto no es casual, el expresidente Álvaro Uribe hizo un llamamiento para que las fuerzas policiales hicieran uso de sus armas. 


El capitalismo hegemónico en el mundo tiene muchos elementos comunes y uno de ellos es la violencia policial. La policía es el arma represiva de todo estado burgués lo hemos comprobado en Chile, con cientos de asesinatos ante las protestas de 2019, en EE. UU. con la muerte de personas racializadas cada cierto tiempo, en Cataluña con una represión ante una votación o en Linares usando munición real.


Y cuando unas protestas se descontrolan es cuando el ejército, “salvaguarda de toda nación y sus habitantes”, sale a reprimir a estos mismos no para salvaguardar a los habitantes, ni siquiera a la nación, sino al estado burgués. ¿La excusa de su uso? Que tras estas protestas están los grupos revolucionarios, a los que llaman terroristas, de las FARC y el ELN. Pero… ¿quiénes son los que están sembrando el terror en las calles?, ¿acaso no es el Estado colombiano y sus brazos armados? ¡Terroristas ellos que disparan al pueblo indefenso!


Desde Castilla queremos mandar todo nuestro apoyo a las colombianas que están al pie del cañón defendiendo con su vida su futuro. Unas colombianas que da igual a quienes votaran con anterioridad, han identificado al enemigo en común que es el Estado y que tienen que derruir todo cimiento en el que se sustenta. La clase obrera colombiana debe saber encauzar todo este espontaneísmo con base en una organización avanzada de la clase obrera, para que no decaiga esta lucha frente al estado represivo colombiano, que las muertes no sean en vano.


¡Fuerza Colombia!

¡Por el internacionalismo proletario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s