La presencia de Mujeres Libres en Castilla

Captura de la revista Mujeres Libres

Artículo por: Encuentro de Mujeres Comuneras María Cascaja

La presencia de Mujeres Libres en Castilla:

En el presente artículo buscamos hacer un resumen de lo que fue la organización Mujeres Libres y su presencia en Castilla. Pero ello será sin duda incompleto, por lo que si se desea profundizar recomendamos la consulta de la bibliografía complementaria indicada a final del artículo.

Desde el “Encuentro de Mujeres Comuneras María Cascaja” buscamos acercarnos a la historia que las mujeres han jugado a lo largo de la historia de nuestro pueblo, crear un hilo que nos permita saber de quienes somos herederas, para coger de ellas la fuerza para seguir luchando, aprendiendo de sus errores y aciertos.

Así hemos hecho con artículos anteriores. Esta vez buscamos acercarnos a la historia de Mujeres Libres.

Como toda organización tuvo luces y sombras y, buscando acercarnos a la historia no desde la mitificación sino desde la búsqueda de la verdad, debemos ser conscientes de que la mayoría de la bibliografía publicada en torno a Mujeres Libres es más propagandística que otra cosa, y resulta complicado acercarse a la realidad.

Aclarado esto, comenzamos señalando la importancia que tuvo la organización: Mujeres Libres consiguió construir en apenas tres años una organización fuerte, que aglutinó a casi 28.000 mujeres en todo el Estado. Algo de especial relevancia si tenemos en cuenta que el primer encuentro se realizó a principios de 1936 y que desarrollaron la mayoría de su labor durante la guerra civil. Militantes del movimiento anarquista, este grupo de mujeres rechazaban el feminismo de las mujeres burguesas, de hecho, siempre se opusieron a ser denominadas feministas.

Lejos de tratar la opresión de género como una cuestión aislada, Mujeres Libres entendían que las mujeres proletarias sufrían de una triple esclavitud: por ser ignorantes, por ser proletarias y por ser mujeres. Y desde esta idea abordaban su estrategia de lucha.

Estrategia que se centró en dos ejes fundamentales: por un lado, crear una fuerza femenina consciente que fuese capaz de actuar al frente de la revolución en curso y por el otro, capacitar a las mujeres para su emancipación de clase y su participación en la nueva sociedad.

Para alfabetizar y capacitar a la población femenina se centraron en el ámbito rural y acabaron teniendo gran impacto en los pueblos castellanos, especialmente del sur. Entendían que la explotación de clase generaba la ignorancia del proletariado y abordaron de raíz ese problema: dieron educación a las mujeres a la par que creaban conciencia de clase. Además, las animaban a ser parte del proceso revolucionario.

“Sed fuertes y aguantar, mujeres de la Revolución. Cuando hayáis conseguido perteneceros a vosotras mismas; cuando vuestras decisiones en la vida cotidiana obedezcan solo a vuestra propia convicción y no a costumbres atávicas; cuando vuestra ida afectiva esté libre de toda consideración sentimental y tradicional; cuando podáis ofrecer vuestra amistad o vuestro amor como expresión genuina de vosotras más, entonces os será fácil vencer los obstáculos exteriores. Automáticamente pasareis por ser personas con libre albedrio e igualdad de derechos sociales, mujeres libres en una sociedad libre que vais a construir junto con el hombre, como sus verdaderas compañeras”

Aunque su actividad comenzó en 1936, no se conformaron hasta un año después, en su primer congreso. Sus relaciones con el resto del movimiento libertario (CNT, FAI y FIJL) no fueron fáciles ya que estuvieron marcadas por una cierta tensión constante y nunca consiguieron su voluntad de ser reconocidas como “la cuarta rama autónoma” del movimiento libertario. Sin embargo, el compromiso de Mujeres Libres siguió siendo firme con apoyar la militancia femenina dentro de la CNT y la FAI.

Es especialmente interesante su trabajo en la creación de “liberatorios de prostitución”, en los que se daba a las prostitutas tratamiento médico, psicológico, ayuda emocional y orientación y capacitación para continuar una vez fuera del liberatorio. Siendo conscientes de que “la prostitución nunca se aboliría por decreto” y rechazando las medidas policiales o punitivas contra la prostitución, por considerarlas ineficaces e inútiles, dieron recursos materiales a estas mujeres mientras las corrientes burguesas únicamente planteaban la abolición y las estrategias punitivistas. Entendiendo que “solo la libertad económica hace posible las demás libertades” vinculaban la abolición de la prostitución con la victoria de la revolución.

También realizaban trabajo constante en el ámbito militante, para superar la falta de liderazgos femeninos, hacer frente a las violencias y mejorar el papel político de las mujeres.

En el ámbito de cuidados, impartieron clases de enfermería y crearon guarderías en fábricas y cámaras de lactancia para las madres obreras.

Consideraban a Castilla “la región deshecha por el régimen burgués” y participaron en el I Congreso de Campesinos Castellanos. En nuestra tierra, destaca la sección de Madrid (especialmente activa desde su creación, en 1936). Otros ejemplos de núcleos de Mujeres Libres los tenemos en Guadalajara, Cuenca, Horche, Yebra o Mazuecos. En el norte de Castilla no llegaron a desarrollarse tanto dado que el bando franquista la controló pronto y la brutal represión asesinó o encarceló a las mujeres proletarias más conscientes antes de que pudiesen comenzar a desarrollar la organización.

Sabemos que, en Guadalajara, Mujeres Libres instaló hogares escuela e hicieron una intensa labor de orientación y propaganda entre los campesinos, especialmente a cargo de María Suceso.

En Madrid se creó una biblioteca propia muy valiosa, y, en plena guerra, siguieron desarrollado clases de enseñanza elemental. Como nombres propios nos parece importante destacar a Lucia Sánchez Saornil y Mercedes Camaposada, líderes de Mujeres Libres en Madrid.

Castilla, mitad tierra, mitad cielo. Un solo color: el pardo de sus pájaros que contrastan con el azul como sombras simbólicas de fidelidad. Un fruto: los trigos. Un solo horizonte. Su ciencia: ritmo de silencios de asceta. Castilla es la más pobre.” (Fragmento de una de sus publicaciones).

¡Muchachos, al parapeto!
Donde Madrid os reclama.
¡Adelante las mujeres!
¡adelante!¿quien se tarda
Una hora vale un año,
un minuto, una seana.
¡Hagamos muros de carne,
y a ver que guapo les salva,
Lucia Sanchez Sarornil.”

Bibliografía complementaria:

– Ponencias, comunicaciones y mesas del las Jornadas 80 aniversario de la Federación Nacional Mujeres Libres. “La lucha de todos los tiempos” Editada por CGT.

– Documental “Indomables, una historia de mujeres libres” https://www.youtube.com/watch?v=YC4sBnceBNE

– Ackelsberg, Martha. Mujeres Libres: El anarquismo y la lucha por la emancipación de las mujeres. Barcelona: Virus, 1999.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s