9 de mayo: Día de la Victoria contra el fascismo

Artículo por: Yesca Castilla

Tal día como hoy, hace 75 años, el pueblo trabajador soviéticoorganizado como Ejército Rojo derrotaba a la Alemania nazi. 75 años
han pasado desde que se alzó la bandera roja sobre el Reichstag
alemán.

Los y las revolucionarias del siglo XXI no debemos tomarnos este día
como simple folclore, y es que tenemos el deber de continuar con el
ejemplo de lucha y resistencia de todas aquellas personas que dieron
su vida para que la bestia fascista no avanzara y, finalmente, fuera
derrotada.

La lucha contra el fascismo en nuestros días pasa, en primer lugar,
por no dejar que este nos marque la agenda política. No debemos
morder el anzuelo que se nos pone cada vez que la ultra derecha dice
una burrada adrede, no les hagamos el juego mediático.

Por otro lado, no podemos permitir que el fascismo que se haga fuerte
en las calles. Tenemos el deber como antifascistas de practicar la
autoorganización y la autodefensa en nuestros barrios, pueblos y
ciudades, como única forma de mantenerlos limpios de esa escoria.
Recordemos que los fascistas son los perros de presa de las élites y
del Régimen, que gozan de total impunidad y que son mayoría dentro
de las Fuerzas represivas del Estado, por lo que los y las
antifascistas solo nos tenemos a nosotras mismas.

En relación a esto último, tampoco podemos permitir que desde las
instituciones se siga atentando contra los derechos y las libertades
de las clases populares en nombre de la “izquierda”, con pandemia
o sin ella. Esto es abonar el terreno social para el triunfo del
fascismo. Tenemos el deber de desenmascarar a los traidores y no dejar
de alzar la voz, y es que gobierne quien gobierne, la crítica y la
verdad serán siempre revolucionarias. Tengamos siempre presente que
el fascismo no es más que la cara más agresiva del capitalismo,
representado en nuestra tierra por el Régimen del 78.

Con todo, en esta época en la que el fascismo está volviendo a
resurgir en Europa y en el mundo, las clases trabajadoras de los
pueblos deben estar más unidas que nunca contra el enemigo que una
vez asoló nuestra tierra, debemos mantener la firmeza con la que
lucharon nuestros abuelos y abuelas en las trincheras del Jarama o del
Ebro.

Tengamos memoria del pasado para construir futuro antifascista. Seamos
juventud rebelde que lucha por un pueblo libre, que lucha por sus
derechos, que lucha contra el odio, la opresión y la injusticia.
Seamos el Stalingrado del Régimen de 78, del capital y del fascismo
español en sus diferentes formas.

Hoy, como ayer: ¡NO PASARÁN!

¡Honor para para los héroes y heroínas del Ejército Rojo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s