¿Por qué no se puede ir a las huertas de auto-abastecimiento?

Comunicado de: Huerta Comunitaria de Capiscol-Gamonal (Burgos)

Desde la Huerta Comunitaria de Capiscol queremos denunciar la prohibición de no poder acudir a los huertos de autoconsumo.


Esta medida nos impide acceder a los bienes de alimentación de primera necesidad que generamos de manera autónoma de los mercados, autogestionando este proyecto comunitario por nosotras mismas.

No se entiende que se prohíba trabajar las huertas respetando las medidas de seguridad sanitaria, pero si podamos ir a supermercados a comprar esos alimentos, exponiéndonos mucho más al Covid-19 por la gran cantidad de que gente que se aglutina, mientras en nuestras huertas nos encontramos en un amplio espacio abierto sin apenas concentración de personas.


La única lógica que esconde esta medida es la capitalista, que pone los beneficios por encima de la vida de las personas. El sistema quiere que sigamos consumiendo, que dependamos de ellos y no seamos seres que autogestionemos nuestros alimentos de forma colectiva y al margen de los mercados.


Hoy más que nunca decimos que la vida está por encima del capital y exigimos que mientras se pueda ir a comprar, al igual que se puede ir a trabajar, también se pueda ir a plantar, a cuidar los frutales, a preparar la tierra para que este verano florezca la cosecha y así podamos garantizar la alimentación básica de las personas que nos vinculamos a este iniciativa de apoyo mutuo en el barrio.


La Huerta Comunitaria de Capiscol que este mayo cumplirá ocho años de andadura, es una iniciativa comunitaria donde se fomentan los lazos vecinales, cultivando entre todas los alimentos mientras cuidamos del entorno y de nuestras vidas; es un espacio que se posiciona contra la especulación urbanística y el horizonte del ladrillo que avanza inexorablemente en las ciudades. Nuestra forma de relacionarnos está fuera de las lógicas monetarias, por lo que uno de nuestros principios fundamentales es materializar la idea de poner la vida en el centro, y por ello, alzamos nuestra voz colectiva para denunciar las medidas de prevención sanitaria que está articulando el Gobierno encaminadas a proteger los dos pilares básicos de este sistema depredador: el consumo y el trabajo asalariado.


Exigimos el acceso a las huertas en todos los territorios de las que muchas personas dependen y con ello seguir luchando por la soberanía alimentaria de los pueblos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s