El Incendio de Mora y la Resistencia Comunera de 1521

Por la juventud castellana revolucionaria, Yesca

Este mes se cumplen 499 años desde que los y las comuneras de Mora llevaron a cabo una de las mayores resistencias contra la opresión y en favor a las libertades del pueblo Castellano frente a las tropas de un rey ilegítimo que se impondría con sangre y fuego.

12 de abril de 1521: la Guerra de las Comunidades estaba llegando a su etapa final.
Después de intensos combates, una fuerza fiel al imperialismo compuesta por 800 infantes y 200 caballeros aparece a las puertas de Mora con la intención de reducirla, pero Mora no se somete.

El pueblo, fiel a los principios comuneros de justicia y libertad, se niega a rendirse y, armas en mano, se preparan para defender la plaza. Comenzada la batalla, los asaltantes no tienen dificultad en ocupar la aldea, pero los defensores continúan combatiendo casa por casa. Los vecinos se fortifican en el interior de la iglesia donde se encuentra el resto de morachos/as. Es entonces cuando los soldados prenden fuego a la iglesia con todas dentro, estimando que:“quien se oculta de las tropas del rey, comunero es, y como tal ha de ser tratado”

El incendio se extendió hasta donde se hallaban grandes cantidades de pólvora. Una violenta explosión destruyó la mayor parte del edificio y el humo provocó la asfixia de los que no habían sido alcanzados por los escombros. El número de víctimas fue de más de 3000 personas.

El delito según sus verdugos: no ceder ante las tropas de un rey ilegítimo, ser comuneras y comuneros fieles a las proclamas de justicia y libertad de la rebelión del pueblo castellano contra el imperialismo de Carlos V.

El desastre de Mora provocó una gran conmoción en toda la población y se comenzó a pensar en represalias contra los responsables. Más tarde llegarían a Toledo las primeras referencias de la batalla de Villalar y el rumor de que Padilla, Bravo y Maldonado habían sido ejecutados.

El pueblo castellano de Mora dio su vida por la libertad y la justicia social y aún hoy, las y los comuneros del S.XXI continuamos persiguiendo el mismo objetivo, una Castilla justa, de gentes libres, de mujeres empoderadas y de jóvenes con un futuro digno.

¡Porque fueron, somos. Porque somos, serán!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s