Sobre la situación actual.

Artículo por: Castella Juventud

Desde Castella hemos tardado en sacar un posicionamiento, porque la situación de estado de excepción encubierto nos dificulta en gran medida nuestro trabajo, así como por el tiempo que hemos dedicado durante estos meses a los trabajos inmediatos que se requerian en nuestros pueblos y ciudades para hacer frente a la coyuntura. También  porque hemos preferido estudiar con detenimiento la situación antes de sacar conclusiones precipitadas. 

Junto con la extrema gravedad de la crisis sanitaria, ha venido la ofensiva política de gran burguesía que ha garantizado la producción capitalista mientras se prohibia la organización política. Frente a esta situación desde Castella hemos decidido unirnos a la campaña de denuncia de otras organizaciones políticas contra el estado de alarma. Siendo el objetivo denunciar la ofensiva política de la gran burguesía. Ya que dicho Estado de alarma no es un concepto neutral, sino político, que encubre un “estado de excepción político”. Siendo los bancos y las grandes empresas los que están legislando estos días.


Muestra de este ataque también es la prohibición de cualquier tipo de producción que no tuviese como objetivo la acumulación de beneficios, como hemos visto con las situaciones absurdad de secretas en decenas de pueblos castellanos para multar a cualquiera que quisiese ir a la huerta¡Cientos de trabajadores sometidos a trabajos forzados hacinados y sin equipos de protección mientras a otros les multaban por ir a la huerta!


Queremos denunciar también el ensayo de control de la población a gran escala que esta suponiendo esta alarma. Antes de sacar al primer militar a la calle ya habian conseguido que nos quedasemos en casa, confiando ciegamente en un gobierno que sabemos que siempre priorizara los interese de la burguesía frente a nuestra salud. 
En este contexto esta siendo alarmante el grado de violencia de los cuerpos armados represivos contra los trabajadores, muchas veces jaleados por colaboradores de el mantenimiento de el Estado de Alarma, los que popularmente en nuestros barrios se han llamado chivatos de balcón. Así como la situación en cárceles, centros de menores y CIES, dónde la salud ha pasado a un último plano.


Nos parece necesario señalar y denunciar en estos términos lo que está pasando, porque esta cruda situación tiene responsables y porque para desarrollar una sociedad mejor en el futuro nos parece imprescindible desarrollar desde ahora la organización política integral del proletariado, basada en principios socialistas.

En la situación de pandemia global, con miles de muertos e infectados, es necesario dar prioridad absoluta a los criterios de los y las expertas sanitarias y que todas las medidas que se tomen respondan a estos criterios. Sabiendo que estos criterios no consiguen ser puramente científicos al estar impregnados de la lógica burguesa, que prioriza los beneficios económicos de la burguesía frente a el principio de cuidado de la salud universal.  El principo de salud universal solo lo veremos en un sistema socialista. Esta crisis ha demostrado que el capitalismo es ineficaz para afrontar pandemias de esta magnitud y que los sistemas sanitarios bajo el control de la burguesía, en su forma pública o privada, no es efectiva para garantizar la salud.

Nos parece necesario también hacer un análisis mas concreto acerca de como ha afectado esta crisis sanitaria a el contexto castellano, que, por sus características particulares ha tenido un desarrollo y unas particularidades concretas además de aquellas que han afectado a el conjunto de el proletariado europeo.  Aquí no tenemos prácticamente estructuras propias bajo nuestro control, venimos de una derrota, y esto se nota en la respuesta desestructurada que hemos dado. Así como por la falta de un debate estratégico desde las organizaciones socialistas que nos ha hecho ir a ciegas. A pesar de ello creemos que las redes han sido un acierto en muchos sentidos, muestran una capacidad de organizar aspectos fundamentales de la vida sin necesidad de recurrir a las instituciones burguesas.


La campaña de los partidos de descredito a la redes de  solidaridad ha sido prácticamente inmediata, en unas ciudades, usando los medios de comunicación a su servicio para hacerlas parecer faltas de estructura o conocimientos sanitarios, planteándolas como un riesgo para la población (¡y esto lo decían los mismos que obligan a los trabajadores a ir hacinados en el metro!). En otras ciudades copando las redes de Solidaridad, convirtiéndolas en espacios de apoyo cívico, en colaboración con la policía y la caridad católica, expulsando de ellas y vetando a todo aquel que quisiese plasmar un carácter de clase.


No creemos que las Redes de Solidaridad sean la panacea de nada, y siempre se ha de ser cuidadoso con la deriva asistencialista que podrían tener, pero, en muchos casos, han demostrado una capacidad de organización integral, con perspectiva de clase, que ha ido por delante de las instituciones burguesas en cuanto a garantizar suministros, atención psicológica o cuidado de personas dependientes. Sirviendo también como punto de apoyo para la denuncia de la situación de los trabajadores abriéndose espacios para la creación de espacios de autodefensa laboral en varios barrios, en conexión con sindicatos de clase. Son también incipientes organizaciones de vivienda dentro de estas redes para el contexto que viene, así como despensas comunales en conexión con productores del rural para organizar la situación de dificultad para acceder a provisiones en los barrios.


Aun así, los contextos de crisis e inestabilidad no son los mejores para crear estructuras, esta crisis nos enseña que hemos de agilizar la construcción del proceso comunero. Es imprescindible que las estructuras estén creadas cuando la crisis económica que vendrá nos termine de estallar, a diferencia de otras crisis en esta no existe la posibilidad de remontar por el contexto ecológico. La crisis capitalista que ya está aquí ira unida a un proceso de proletarización de grandes capas de la clase trabajadora. Frente a ello y, ante la ofensiva de la burguesía, es necesaria la creación de espacios de auto-organización que garantice nuestra independencia política. 
Ante la ofensiva de la burguesía y la miseria a la que nos condenan nuestra apuesta es clara, impulsar la autoorganización obrera. Una organización que tenga como fin la defensa de nuestros intereses como clase. Sea a través de las estructuras existentes, de las que se han creado durante esta crisis o de las que, sin ninguna duda, será necesario crear de nuevo.

La pandemia en la Castilla Vaciada


Con respecto al rural en Castilla, sin caer en mitos o sobrevaloraciones, es cierto que goza de estructuras que permiten un menor aislamiento de las vecinas que lo habitan, puesto que entre sí existe cierta red natural de solidaridad que permite que en general las necesidades estén cubiertas. Aunque bien es cierto que existen excepciones en cuanto a vecinas que se sienten desamparadas en algunos momentos. Es por ello que algunos grupos rurales han sacado propuestas de apoyo a aquellas personas que están lidiando con lo crudo de la soledad.


Por otra parte, el pueblo constituye un lugar al que de forma instintiva han vuelto familias puesto que lo conciben como el lugar en que se emplaza su comunidad y donde será de alguna manera más sencillo pasar la crisis que se viene, acto que lleva consigo un razonamiento lógico pero que en ciertos aspectos ha puesto en peligro a las vecinas habituales al no respetarse las medidas sanitarias recomendadas.


Cuando pase la crisis tendremos que analizar con detenimiento el gran problema son las grandes urbes: donde es tan sencillo que las pandemias se propaguen y tan difícil escapar del control social. El territorio ordenado en función de los intereses del capital es un despropósito y hemos de repensarlo para poder restructurarlo.


Desde Castella continuamos apostando por la organización de poder autónoma en los barrios y pueblos castellanos, apostando desde ahí por la construcción, paso a paso, de la Castilla Comunera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s