Sabemos que ahí está la vida.

Texto inicial y final leidos por la marcha nocturna feminista de Burgos en 2019.

El sistema en el que vivimos: capitalista, patriarcal y racista es violento.
Lo es con todas las personas a las que explota para mantenerse, personas a las que roba su trabajo (remunerado o no). Y desde sus orígenes, y han pasado siglos, orienta su violencia más cruda contra las mujeres y personas de razas no blancas.


Somos las hijas, nietas y biznietas de las de abajo, aquellas a quienes desposeyeron, sacaron de sus pueblos y arrastraron a incipientes barrios como Gamonal del Río Pico. Mujeres a quienes las sucesivas versiones del capitalismo encerraron en bloques de pisos alejándolas de sus comunidades naturales, sus pueblos, y haciendo que renegaran de la vida en ellos.


En los primeros años de la historia de este barrio ellas consiguieron mantener sus relaciones, su unión y un rico tejido social. Pero la imparable mercantilización de todos los aspectos de la vida las fue aislando. Sus reuniones en la barriada, sus locales o casas no movían dinero y eran peligrosas para el sistema. Así que acabaron encerradas en casa, en el gran hermano, las tiendas, bares, gimnasios o casas de apuestas.


El capitalismo estableció una clara separación entre hombres y mujeres y la jerarquizó. Sometió los cuidados y la vida, que bajo su yugo quedó reducida a la mera reproducción de obreras y consumidoras. A esta esfera confinó a las mujeres, de quienes solo volvió a acordarse cuando necesitó nuevos nichos que hacer rentables. Las sacó entonces a la esfera de la remuneración sin abandonar la reproductiva o dejándola en manos de otras mujeres. Mercantilizó la reproducción de individuos que explotar y terminó de robarnos los cuidados. 


Nosotras no somos aliadas de ese sistema. No queremos un feminismo que sujete la violencia machista abriendo puertas a mujeres a que se pongan el uniforme y nos peguen con sus porras, o a que intenten criminalizarnos en los púlpitos del fascismo. 


Nuestra marcha este año discurre por el barrio de Gamonal porque es de clase. Queremos tejer redes contra el capitalismo patriarcal y toda su violencia, que empieza por aislarnos a nosotras y a vosotros, juega con nuestras vidas con el único interés de generar valor, y que a nosotras en su versión más cruel nos mata.
Queremos cuidarnos, cuidar y que nos cuiden; sabemos que ahí está la vida, la vida que machaca el patriarcado que en el barrio nos oprime a todxs.

Texto final:

Con esta marcha nocturna, queremos transformar las calles, ese espacio de circulación del capital, en un espacio común de encuentro de las desposeídas, donde recuperar la memoria de las luchas populares y donde tejer alianzas que nos ayuden a convertir nuestras fragilidades en fuerza, en afectos, en cuidados y en comunidad.


Juntas, en manada, desafiamos al individualismo y a la precariedad, al machismo y al discurso de odio que nos quiere enfrentar entre los de abajo. No bajamos la cabeza y no aceptamos sus reglas de muerte. Por eso, nuestra violencia es existir, es lo único que tenemos pero es mucho si lo ponemos en común para plantar cara, para defendernos de sus ataques en el ahora; para proteger los resquicios del común y de alegría, los resquicios de vida frente al capitalismo asesino. Porque ahora toca la resistencia frente a un mundo cada vez más hostil gritando que la resistencia es vida.

Pero sabemos que plantar cara no es suficiente, que si queremos no ser derrotadas de nuevo tenemos que pasar a la ofensiva, que necesitamos atarnos a proyectos revolucionarios que apuesten, no solo por resistir en este mundo en ruinas, sino por construir un mundo nuevo. La historia no ha terminado, como nos muestran las dignas resistencias en Chile, Bolivia o Kurdistán.

Está en nuestras manos crear ese mundo nuevo; en la de todas y cada una de nosotras. Hagámoslo juntas, dejémonos la cara, apostemos la vida, comprometámonos y cuidémonos mucho mientras lo hacemos. Por nosotras, por nuestras asesinadas y presas, por las que fueron fusiladas mientras gritaban revolución. Por las que vendrán detrás.

¡Por la revolución social! ¡Por un mundo nuevo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s