Las calles son nuestras.

Texto leído por la Marcha nocturna Feminista de Burgos el noviembre de 2019 frente a los cuarteles de artillería en Gamonal.

Las calles no son asépticas, no son neutras. No son cuatro ladrillos, tres adoquines y unos edificios colocados aleatoriamente. La calle es política, la calle es escenario de una guerra.

De una guerra contra nuestros cuerpos, eso lo sabemos bien, porque caminamos con miedo por callejones oscuros a no llegar vivas a nuestros hogares. De una guerra contra nuestras vidas, cuando nos desahucian de nuestras casas para poner en el centro los intereses de los especuladores. De una guerra entre los intereses del común y los del capital, como bien plasman los Cuarteles de artillería, arrebatados por el franquismo al comunal y que ahora quieren ser pasto de la mafia de el ladrillo.

Es una guerra. Y, en esta guerra nosotras, las proletarias, es decir, las que no tenemos nada, las que hemos sido desposeidas, somos las que estamos perdiendo.

Pero, a veces, en pequeñas grietas, devolvemos los golpes. Devolvemos los adoquines con los que asfaltaron las tierras cumunales a la policía que defiende los intereses de los especuladores.

Devolvemos la rabia de los desahucios en forma de organizaciones vecinales que ocupan casas y paran desahucios para que nadie duerma en la calle habiendo cientos de viviendas vacías.

A veces, las jóvenes nos tapamos la cara y salimos con pancartas enormes que dicen “La calle es nuestra”. ¿Es curioso no? El lema de esta noche es el mismo con el que salimos hace cinco años en la revuelta de Gamonal, esa batalla la ganamos, esta seguro que también lo haremos, aunque cueste un poco más.

Porque la lucha cuesta. La lucha no es un camino de rosas. Al menos no lo es si tratamos de hacer de ella algo honesto, algo que no busque pequeñas reformas y migajas con las que contentar a quienes ya tienen sus vidas resueltas.

La lucha, cuando cuestiona la estructura capitalista patriarcal, supone represión. Y de ello sabemos las vecinas de este barrio, sabemos de lo que es tener decenas de detenidos, piernas escayoladas y ojos morados. Por eso cuando vemos a los medios hablar de terrorismo en Catalunya o Euskal Herria lo único que sentimos es amor hacia quienes se atreven a organizarse con las suyas por su pueblo, y una rabia inmensa hacia esta España cárcel de pueblos y torturadora de corazón.

Sí. Torturadora. Lo decimos alto. En las cárceles se tortura, en los cuarteles de la Guardia Civil se viola, en las fronteras se asesina.

Y sí, será duro, como lo fué siempre, y parece que la desesperanza asoma a pasos agigantados.

Y sin embargo, a miles de kilómetros, mujeres kurdas que estan siendo bombardeadas diariamente, a las que se la arrebatado todo, absolutamente todo, gritan, aun con la poca voz que las queda que “La resistencia es vida”.

Nosotras hemos decidido escuchar ese grito. Hemos decidido apostar por una sociedad radicalmente diferente, porque sabemos que en Castilla o Kurdistan el enemigo es el mismo: un capitalismo asesino y patriarcal. Hemos decidido que no vamos a dar un paso atrás, porque sabemos que nos estamos jugando lo mas importante: un mundo dónde podamos vivir unas vidas libres de violencia, un mundo nuevo.

El mundo esta cambiando, se abren las puertas hacia la posibilidad de transformaciones, depende de nosotras decidir hacia que lado serán estas. Hay que asumir compromisos, hay que esforzarse, hay que atreverse a volver a creer en la revolución.

Por eso nosotras hoy gritamos junto a las mujeres kurdas ¡la resistencia es vida! ¡Las calles son nuestras!

Asamblea por la Marcha Nocturna Feminista de Burgos.

Noviembre 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s