Comunicado de Castella en el día de la mujer rural (15O)

Hoy es quince de octubre. El día de la mujer rural.

Nos encantaría poder celebrar este día con alegría, poder juntarnos con nuestras amigas en nuestros pueblos para dar una vuelta por el páramo o para sentarnos al abrigaño con nuestras abuelas. Nos encantaría poder hacerlo mientras imaginamos un futuro criando a nuestras hijas en la tierra que vio nacer a nuestras antepasadas.

Pero en los pueblos castellanos ya no nos quedan amigas porque el éxodo a las grandes capitales nos ha robado a quienes más queríamos, ya tampoco viven nuestras abuelas porque los centros de salud se han ido quitando de los pueblos, ya no hay futuro porque los recursos comunales han sido malvendidos a grandes propietarios o secuestrados bajo lógicas capitalistas.

Hemos sido desposeídas de todo y expulsadas a unas grandes ciudades donde para sobrevivir solo podemos vender nuestra fuerza de trabajo para aumentar el poder burgués.

Pero, aunque a veces nos aplaste la desesperanza y la tristeza sabemos que las mujeres castellanas volveremos a nuestros pueblos, volveremos a defenderlos.

A defenderlos de la burguesía que busca explotar a las jóvenes rurales, a defenderlos de las ansias desarrollistas del hormigón, el fracking, el AVE y los molinos de viento.

Volveremos para devolver el común al pueblo, a hacer que las mujeres estén en los concejos, de donde nunca debieron ser excluidas.

Volveremos para que nunca más se oiga eso de que los trapos sucios se lavan en casa, para que las fiestas de pueblo dejen de ser sinónimo de agresiones y violaciones. Para que las mujeres rurales podamos disfrutar de nuestra sexualidad sin sufrir escarnio, para que nunca más oigamos historias de mujeres que llegaron a ancianas sin conocer qué es un orgasmo.

Volveremos para desenterrar a nuestras abuelas de las cunetas y para decirlas que descansen en paz, que ya estamos aquí, que lucharemos por ellas con todavía más ahínco y coraje.

Hoy, quince de octubre, queremos mandar ánimos a las mujeres castellanas que os organizáis en vuestros pueblos contra las violencias, a las que liderais luchas contra minas, macrogranjas y empresas explotadoras, a las que militais en organizaciones comuneras revolucionarias. También a las mujeres que tratáis de revertir la despoblación con proyectos de repoblación como el de Fraguas, proyectos que son amenazados por el Estado Español.

Sabemos que dar vida al rural no tiene nada que ver con decisiones individuales, que sin una organización revolucionaria comunera será imposible una vida digna en el rural, una vida en la que los frutos de nuestro trabajo no nos sean robados por la burguesía.

Por eso decimos que defender a la mujer rural quiere decir defender una Castilla Comunera.

Adelante compañeras, tenemos toda una vida de lucha por delante.

Determinación, coherencia y compromiso.

¡Viva la lucha de las mujeres rurales!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s